R. Intermunicipal Km. 16 Mendiolaza Prov. Córdoba. Argentina

TE 03543- 485615 / 486705 Correo E. : cmuniz@arnet.com.ar

 

 

Volver Pagina Principal

IMPORTANTE

El funcionamiento correcto de una salamandra depende de las siguientes variables:

 

1)       Modo de operar con ella

2)       La chimenea

3)       Calidad del combustible empleado

MODO DE OPERAR  

Toda Salamandra construida en fundición gris debe ser encendida por tres veces consecutivas con poca leña, y cerrada la entrada de aire, con la finalidad de no elevar excesivamente la temperatura.     Este procedimiento permite que el material (hierro fundido) elimine sus tensiones internas y evita la rotura de la estufa por dilataciones bruscas del hierro fundido.

    PINTURA: Por lo general la elevada temperatura que soporta el cuerpo de una salamandra destruye la capa de pintura colocada a efectos de su comercialización con las finalidades de evitar su oxidación, y mejorar su presentación.

    Al encender la estufa esta pintura desprende un intenso olor y mucho humo, como consecuencia es preferible efectuar la operación descripta anteriormente al aire libre (encendido a baja temperatura y posterior enfriado por tres veces consecutivas).

    Si UD desea evitar este paso puede adquirir su salamandra sin pintar o pintada con grafito.

    Para que su salamandra conserve un color negro deberá pintarla con grafito, a esos efectos existe una pintura especial que se disuelve en agua, y se aplica en el cuerpo de la salamandra; sin restos de la pintura original;  con un pincel cuando esta levemente caliente, lo que permite la evaporación del agua. NO DESPRENDE OLOR.

ENCENDIDO:

1)       La carga de leña para encenderla no debe ser abundante (evita el rápido taponamiento de la chimenea). Luego agregar combustible de acuerdo a las necesidades de calor que se desee.

2)       Al encender mantener abierta la puerta del cenicero, luego cerrarla. La cantidad de aire que ingrese por la puerta del cenicero, a la cámara de combustión, determinará el consumo de leña.

3)       Limpiar cuando la salamandra este fría, utilizando paños ligeramente húmedos. Una vez a la semana repasar la superficie de la salamandra con un pincel levemente untado en aceite comestible. Lo mismo  en el transcurso del tiempo le dará color, brillo y belleza a su artefacto.

 

   CHIMENEA:

Cumple la doble  función de expulsar los gases de la combustión al exterior, y proporcionar el tiro suficiente en la estufa para que el fuego se mantenga vivo.

El Tiro es la tendencia del aire caliente a subir, para mantener el tiro el conducto de la chimenea debe estar caliente, cuando la misma está fría el tiro no funciona correctamente (Tapón de frío). EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE UNA SALAMANDRA DEPENDE FUNDAMENTALMENTE DEL TIRO

 

La ubicación, tamaño, altura, materiales, y limpieza de la chimenea, afectan al tiro.

 

Ubicación: La chimenea, en lo posible debe ser recta. Cuando se insertan curvas a excepción de la inserta en la salida de la salamandra; cuando es lateral (atrás); deben ser a 45º.

El mayor tramo posible colocarlo dentro de la vivienda o local calefaccionado, el tramo que sale al exterior protegerlo, con otro caño de mayor diámetro o construyendo una chimenea de mampostería que la recubra, de altura igual o superior. El sombrero debe cubrir la superficie de los dos conductos (interior y exterior). Esto evita el enfriamiento del caño y el ingreso de humedad o agua al interior.

El caño de la chimenea debe estar suelto cuando atraviesa algún obstáculo. Evita que la dilatación provocada por el calor presione sobre la estufa rompiendo alguna de sus partes.

 

Tamaño y altura: El caño de salida de gases debe tener como mínimo tres metros, y su diámetro adecuado al tamaño de la salamandra. En ningún caso su diámetro puede ser inferior a 3 ½” (90 Mm.)

La chimenea debe terminar a los cuatro vientos y como mínimo superar un metro la altura de los techos.

 

Materiales: El conducto debe ser de acero en un espesor de 1,6 a 2 Mm. de pared. Otros materiales por su peso o composición afectan a la instalación o funcionamiento de la estufa.

Cuando el caño de la chimenea es muy pesado  se dificulta su manipulación para la instalación y limpieza y puede deteriorar algunos de los componentes del sistema (Salida de gases, piso, patas, cuerpo de la estufa, o codos).

 

Limpieza: Mantener limpio el conducto de salida de gases es fundamental.

Un conducto se limpia con una cadena o haciendo correr una esponja de acero por su interior. Para ello atarla a un alambre que atraviese el caño y tirar del mismo. En este caso ha que tomar la precaución de no cortar el alambre cuando se ejerce fuerza para pasar la esponja.

Evita la obstrucción del tiraje:

a)                           Utilizar leña seca y encender la estufa con poco combustible hasta que se caliente el caño de salida de gases.

b)                           Tener protegido térmicamente todo el tramo de la chimenea, a los efectos de que no se enfríe la misma y no se provoque la condensación de los gases.

 

 ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTENOS, una buena instalación le permitirá disfrutar largamente de su artefacto de calefacción a leña.

FABRICA SALAMANDRAS: Ruta Intermunicipal Km. 12,5 Mendiolaza Prov. De Córdoba TE 03543-485615 Correo electrónico: cmuniz@anet.com.ar                                       Página Web: http://www.salamandras.com.ar

 

 

Para mayor información ver: http://www.vermontcastings.com/catalog/elements/files/s19652rev3s.pdf

Volver Pagina Principal